La impresión 3D lleva varios años implantándose cada día con más fuerza a nivel mundial. Son múltiples los sectores en los que demuestra que las posibilidades son prácticamente infinitas. Hoy vamos a destacar el juguete. ¿Le sorprende? Pues no, ya que la industria juguetera ya va descubriendo lo mucho que esta tecnología es capaz de aportar.

La importancia de la impresión 3D en el juguete está tan presente a día de hoy que incluso grandes cadenas de la importancia de Imaginarium la están aprovechando introduciéndola en su prestigioso catálogo a través de líneas como Imaginieer.

Y es que con esta tecnología se pueden diseñar juguetes totalmente personalizados. No obstante, las posibilidades van mucho más allá. La impresión permite imaginar, y luego crear.

Tipos de juguetes en impresión 3D

Cuando nos referimos a los juguetes fabricados a través de la impresión 3D, podemos destacar, sobre todo, diversas posibilidades que en la actualidad se están imponiendo y poco a poco ganan en presencia.

Juguetes articulables

Hoy en día, un juguete diseñado y fabricado a través del proceso de impresión 3D puede ser articulable. Es decir, se pueden añadir diversas partes que doten al producto de movimiento para que el niño prepare diversas ‘posturas’.

Piensa en los muñecos de acción, como los antiguos Master del Universo o Gi-Joe. En la actualidad se pueden realizar mecanismos similares que doten al juguete de movimiento y flexibilidad.

Juguetes modulables y modulares

Si piensas en una especie de rompecabezas, seguro que te viene a la mente un juguete modular. Sin embargo, lo que se puede hacer con la impresión 3D en este caso va más allá. Y es que, con unas pocas piezas que encajen de forma sencilla y variada, el niño puede disfrutar de horas de entretenimiento imaginando cómo combinar dichas piezas de mil maneras diferentes.

Juguetes fijos

También puedes imprimir un juguete fijo o no articulable. Por ejemplo, una especie de muñeco, un elemento decorativo para la habitación de los niños, una figura de acción… Las posibilidades son enormes y muy variadas.

Juguetes desmontables

Igualmente, el uso de la impresora 3D para juguetes se ha convertido en un procedimiento excelente para diseñar juguetes desmontables que permiten añadir o quitar módulos, montar o desmontar partes, etc.

Juguetes de construcción

No olvidamos los juguetes de construcción tipo LEGO que también se pueden crear con impresoras 3D, ya que estos equipos facilitan la creación de decenas de piezas exactamente iguales o diferentes que permitan ser encajadas a posteriori para la creación de estructuras.

Juguetes personalizables

Sin duda, este es el gran avance del que disfrutamos gracias a la impresión 3D de juguetes. Como comentábamos al inicio de este artículo, hoy en día se pueden personalizar. Así que, cualquier cosa que un niño pueda imaginar, gracias a esta tecnología, se puede hacer realidad por medio de la impresión.

En conclusión

Antes de ir acabando, queremos recordar que la impresión 3D de juguetes no es cara en absoluto. De hecho, los precios son francamente razonables, puesto que esta tecnología ha crecido mucho en los últimos años y se han facilitado los procesos.

Para que se haga una idea, en la actualidad se pueden comprar juguetes personalizados y diseñados vía impresión 3D por precios que rondan los 15 a 25 euros.

Además, juguetes diseñados vía impresión 3D no personalizados ya pueden bajar sus precios de los 10 euros. Es decir, no son caros en absoluto.

Si desea obtener más informaión sobre este tema, contacte con los expertos de Tecnologyk haciendo click aquí. Estaremos encantados de atendes cualquiera de sus dudas.